Paraisópolis, San Paolo: la favela y el Covid

22.07.2020 - Paolo D'Aprile

Este artículo también está disponible en: Italiano

Paraisópolis, San Paolo: la favela y el Covid
(Imagen de Tuca Vieira)

Los años transcurridos desde el golpe de Estado parlamentario-mediático-judicial que dio lugar a la impugnación fraudulenta de la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, además de provocar la destrucción lenta y sistemática de los dispositivos democráticos de control popular sobre las actividades del gobierno, han tenido como resultado dramático lo que hoy anuncian las Naciones Unidas: 43 millones de personas en riesgo de «inseguridad alimentaria».

Aquí, por lo tanto, las previsiones más perjudiciales anunciadas por los abajo firmantes en estas páginas se hacen realidad en la forma y en el fondo.  El abandono y el desmantelamiento de los programas de ayuda social -una bandera de los gobiernos anteriores y un ejemplo mundial de distribución de la riqueza- se han puesto en práctica; las privatizaciones salvajes, la venta del patrimonio nacional, la precariedad y la abolición de los contratos, que culminaron con la extinción del propio Ministerio de Trabajo; la destrucción del parque industrial, son la causa de una debacle social sin precedentes.  La pandemia hizo el resto.

La creación diaria de polémicas y gestos poco convencionales como distracción para disfrazar una política económica asesina ha sido la función que hasta ahora ha ejercido Bolsonaro con gran habilidad.  Las medidas autoritarias, el ataque a los derechos sociales, la destrucción del medio ambiente han sido parte de su programa de gobierno desde la campaña electoral.  Sintomática es la actitud de la gran prensa, que, mientras critica los aspectos fascistas y su actitud negativa hacia Covid (y la esfericidad de la Tierra), apoya su política económica en bloque.  Por el contrario, apoya su tesis y fomenta su realización.  La persona física de Bolsonaro, el intolerable Jair, toma el lugar de su primo campesino grosero, el pobre pariente ignorante y grosero que no puede comportarse en la mesa.  Lo que realmente importa ahora ya no es él, atrapado por la delincuencia organizada, el tráfico de drogas, las milicias armadas, sino el éxito de sus «reformas económicas», su urgencia, su necesidad.  Y en esto han estado todos de acuerdo en nombre de una «gobernabilidad» que sólo puede enriquecer a las oligarquías de todos los tiempos.  Y el hambre regresa: 43 millones de personas bajo la línea de la miseria.  Y los que no mueren de hambre mueren de Covid.

Desde hace más de dos meses el país carece de un Ministro de Salud, no existe un plan nacional de intervención, ni coordinación, ni un protocolo a seguir.  Cada región, cada ciudad se organiza como puede. Los alcaldes y los gobernadores sufren la presión de los grupos económicos y ceden a su chantaje. El aislamiento social a través del cual en Europa se ha logrado reducir drásticamente el contagio y el número de víctimas aquí nunca ha funcionado. Sistemáticamente boicoteado por Bolsonaro, ya no se siguen las normas de seguridad.  El ministerio está ahora en manos de una junta militar que ha eliminado los cuadros técnicos sustituyendo médicos por coroneles, virólogos por capitanes de artillería.

Sin embargo, hay muchos signos de resistencia, especialmente en lugares donde, salvo para llevar a cabo acciones represivas, las instituciones nunca entran.  «Paraíso», paraíso, es el nombre de la mayor favela de São Paulo, Paraisópolis, ciudad del paraíso.  Y como tal, sigue siendo un ejemplo de colaboración e integración, tanto entre sus habitantes como con el resto de la ciudad.  Cien mil personas viven allí, o tal vez más, muchas de ellas en las condiciones más difíciles imaginables.  La organización capilar de sus habitantes ha permitido crear un modelo de asistencia capaz de garantizar la salud y la vida de miles de personas.  Los espacios comunes, como las escuelas, los hangares y los almacenes, han sido transformados en centros de acogida para los que han dado positivo a las pruebas realizadas en casa y organizadas por un «presidente de rua» una especie de responsable de cada calle, de cada callejón. Su misión exclusiva es cuidar de cincuenta unidades residenciales y de sus respectivos habitantes. La asociación de voluntarios garantiza la distribución de alimentos y ayuda de todo tipo.  A este respecto, se utilizan tanto las cocinas industriales como las instalaciones familiares proporcionadas por cada habitante que quiera y pueda cooperar.  Dos ambulancias y un equipo médico siempre listo para intervenir garantizan el primer acercamiento a las unidades sanitarias y hospitales especializados.  Las máscaras, vestidos, sábanas, todo está empaquetado en el sitio. Esta extraordinaria capacidad de organización ha permitido que el nivel de contagio y el número de muertes disminuyan drásticamente, pero ha provocado la reacción adversa de las autoridades gubernamentales: si es posible derrotar la epidemia sin ayuda oficial, ¡sigamos haciéndolo nosotros mismos!  Una estructura social, que hace de la marginación y la explotación uno de sus pilares fundamentales, encuentra en sus gobernantes la conciencia negra de sí misma.  Pero la gente, acostumbrada a un sufrimiento indecible, acostumbrada a sobrevivir a la violencia de una represión implacable, es capaz de crear su propio rescate y la gigantesca favela, símbolo de la injusticia brasileña, se convierte hoy en un ejemplo de coexistencia y solidaridad para el país y el mundo, transformando su nombre en Paraisópolis: Ciudad del Paraíso.

Foto de Conexao planeta

Foto de Amanda Perobelli


Traducción del italiano por Maria Consuelo Alvarado

Categorías: Salud, Sudamérica
Tags: , , , , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Search

Formación Pressenza

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

xpornplease pornjk porncuze porn800 porn600 tube300 tube100 watchfreepornsex

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.